El laberinto en el escritor

Definitivamente Crimen y Castigo, es una de las novelas que siempre me van a acompañar, es una de mis novelas favoritas y usual libro de relectura; tiene una magia particular que puede ser leída muchas veces y siempre sacarnos una idea nueva, la construcción de los personajes y la interacción entre ellos es magnífica, definitivamente…

De París con Amor

74 rue du Cardinal Lemoine París, Francia Julio 21, 2015 Finca Viginia, San Francisco de Paula La Habana, Cuba Querido Pepe Lucho: Siento que ha pasado un buen tiempo desde la última vez que nos hemos comunicado; sin embargo, el cariño, admiración y profundo respeto hacia tu persona sigue intacto. La situación por este lado…

Dr. Moby Dick and Mrs. Ahab

Atreviéndome a parafrasear a R L Stevenson, y sin caer en metaforismos arcaicos y/o crueles eufemismos isabelinos, me adentro en las maravillosas entrañas de la obra más conocida de Herman Melville, es decir, Moby Dick. Obra que cayó en mis manos de forma casual y en una época en la cual la literatura infantil y…

Amor al Prójimo

«—Mamá, ¿qué es el sexo? — preguntó Cata.  María había leído algunos artículos de psicólogos que escribían acerca de que al niño debían decirle en esencia lo que era: la conexión de dos partes íntimas en busca de un ¡oh!, pero todo ese discurso preparado con meses de anticipación, inclusive antes de que naciera, hoy,…

Soy Gay… ¿Y ahora?

Hoy es una mañana fría y triste, uno de esos días que prefieres pasarlo abrigado en cama. Debates en la televisión, en el periódico, el autobús, en el trabajo e incluso en el baño ¿El tema? La homosexualidad en el Perú. Muchos de mis amigos, incluso mis padres, creen que soy gay hace cuatro meses,…

Ni son ni razón

Hermanos y hermanas, esto no es una batalla, debido a que comenzaría con un nombre y subrayando defectos palpitantes de un cierto hermano putativo. Esto, si es un desquite directo hacía un Empedernido Raquítico Despavorido Neto Advenedizo que por obvias razones su nombre queda en el corazón de este intento híbrido roñoso. No quiero dejar la objetividad, ni la…

Antes de un café

Era un martes aburrido, como todos mis martes. Lo único que me mantenía vivo era escribir y leer. Había eliminado todo tipo de emociones en mi vida; quizás, porque era consciente de que las emociones más grandes eran las que más daño te hacían y aún no podía sacar la cobardía que guardaba adentro. Mientras…