El amor en los tiempos de las redes sociales

Entré a Starbucks sin saber qué pensar. Lo buscaba en todas las mesas y no daba con él. ¿Y si se había ido? ¿Si se cansó de esperar? No, ahí estaba él, en la última mesa con un café en las manos tarareando una canción triste de Bublé. Home creo que se llamaba, me pareció…

Perdona si te llamo amor

“Perdona si te llamo amor, pero yo no lo decido”. -Hola, amor, soy yo, debes estar furiosa por recibir tantas llamadas, pero se me es muy urgente poder hablar contigo. Entiendo que no te gusta recibir llamadas cuando estás trabajando, es solo que realmente necesito conversar con alguien y esa persona eres tú. – Hola,…

Ni son ni razón

Hermanos y hermanas, esto no es una batalla, debido a que comenzaría con un nombre y subrayando defectos palpitantes de un cierto hermano putativo. Esto, si es un desquite directo hacía un Empedernido Raquítico Despavorido Neto Advenedizo que por obvias razones su nombre queda en el corazón de este intento híbrido roñoso. No quiero dejar la objetividad, ni la…

Recuerdos de una Princesa

“Porque sin buscarte, te ando encontrando por todos lados, especialmente cuando cierro los ojos” Julio Cortázar Sigo buscando en cada accionar tu recuerdo y por nada del mundo lograré sacar los buenos momentos vividos; no obstante, reconozco que la costumbre, el relajo o, simplemente, la falta de amor funcionó perfectamente para que cada uno tomara…

La Sigo Extrañando

Hace un buen tiempo comprendí que nunca llegas a olvidar a una persona en su totalidad, solamente la tienes en un lugar de tu mente en el que intentas pensar que no existe, para que los recuerdos no duelan; para que las alegrías de lo pasado no nublen el presente; para que lo sufrido no…

La mujer de mi vida Parte II

Para Déborah Torres Ochoa. Gracias a personas como tú continúo con este loco sueño. Te quiero. “Y cuando me duerma quiero soñar profundamente con el más hermoso sueño jamás pensado. No quiero despertar, solo quiero perderme en la algarabía de vivir en un mundo ficticio en el que no encontraré dolor; no habrá muerte y…

La mujer de mis sueños Parte I

Para Sergio Antonio Valdebenito Orellana. “Ay París, cómo has cambiado mi vida. Ya han pasado seis meses y siento que mi vida sin ti, no es vida. Ay París, si tan solo te hubiera conocido en “los locos años 20″; si tan solo hubiera disfrutado una borrachera con Hemingway y Fitzgerald. Ay París, por qué eres…