Esas situaciones en tu vida que parecen infinitas. (Homenaje a Fibonacci)

el

Antes de estar con alguien, eres cero porque muchas veces crees que tú vida no tiene sentido si no hay nadie ahí a tu lado. Ser cero no es malo, tampoco es bueno, solo es una señal d que tienes ideas que no están adecuadamente formadas y te asustas cuando estás solo o cuando te quedas solo. Eres [0]

Un día eres uno porque descubres que alguien se fija en ti, y poco a poco mejoras, te arreglas, te vistes mejor, sonríes, eres mejor persona. Y ese uno te conoce y ambos tienen química, salen y se divierten y esperan vivir grandes momentos, uno al lado del otro. Eres [1] y esa persona es [1]

Desde que son dos, todo es feliz en tu vida, sostener una relación siempre es complicado, es asumir un compromiso, una responsabilidad que muchas veces trae consecuencias, como descuidar algunos pendientes y escuchar constantemente la frase "estás embobado" y reírte y después tomar en serio las responsabilidades que existen entre ambos. Ahora eres [2]

Un día deciden seguir en la relación y las cosas mejoran, ahora tienen un compromiso y son tres, su convivencia, ella y tú. Ya eres más formal, ya tomas decisiones más serias, ya sabes hacia dónde vas y claro asumes que el futuro tiene mejores oportunidades para ambos. Eres [3]

El tiempo pasa y ahora ya eres un hombre feliz, eres 5, tú, tu esposa, tu hijo, tu mascota y tu grado de doctor. Revives episodios geniales de tu vida y concretas futuras metas. ¿Se puede pedir algo más? Si, que todo siga yendo bien. Tienes a una mujer genial y pese a los problemas, solo queda continuar porque ya sabes que la vida sigue. Eres [5]
Un día de esos que siempre añorarás, descubres que el tiempo pasó y prácticamente con
tantas cosas, te diste cuenta de que hay muchas cosas que no analizaste y te ríes en algunas y suspiras en otras. Ahora eres ocho, porque el tiempo entre que supiste que eras feliz y ahora que lo sigues siendo fue de 8 años, donde hiciste las cuentas necesarias y tomaste las decisiones adecuadas. Eres [8]

El día que cumples un año más de unión, te sorprendes porque justo coincide con el día de la celebración. Eres trece porque cumples 13 años de estar junto a alguien el mismo 13 y sabes que estas cosas no suceden más que una vez en la vida. Ya eres un hombre adulto, tu esposa sigue siendo tu fiel compañera, la que siempre juró quererte, y realmente lo hizo y tú feliz, ves como tus metas se cumplieron con la gente que siempre quisiste. Eres [13]

Finalmente, ya bastante mayor, te pones a pensar en todas las cosas que viviste, buenas,
malas, regulares y descubres que son veintiún, eres ese veintiuno que viviste, soñaste,
sufriste y gozaste. Dejaste un legado, ese que tanto querías, tu familia y tú se encargaron de transmitir tus ideas y veintiún años después de muerto, las personas siguen y seguirán hablando de ti. Eres [21]

Hoy cumplo treinta y cuatro días desde que dejé de preocuparme por cosas sin sentido, por ideas absurdas y decidí pensar en todo lo que pude haber conseguido si de verdad hubiese seguido la línea que tenía en mente, quizá hubiese sido como te lo acabo de contar, quizá no.
Te digo que eres [34] y yo también lo soy… Muchos criticarán que soy un hombre soñador, y realmente lo soy, y estoy seguro de que la persona que llegue y elija será aquella que me ayude a realizar mi sucesión favorita: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34… Porque de eso se trata la existencia, de vivir y analizar esas situaciones en tu vida que parecen infinitas.

Autor: Joe Sáenz Torres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s