Las mil y una noches: Antología

Las mil y una noches es la obra más conocida de la literatura árabe en Occidente. Su nombre no guarda mucha relación con su contenido, ya que no contiene mil cuentos: «mil» es un idiotismo* para indicar una gran cantidad; asimismo, el «una» es una manera de evitar la mala suerte que tenían los números pares para los árabes.

c694094691fa8c02a8fbd463d83e23cd

Al principio, el verdadero nombre era Los mil y un cuentos, pero este cambió a Las mil y una noches. El cambio se dio cuando se introdujo el relato cañamazo de Sherezade, quien alargaba su ejecución mientras narraba cuentos. El artificio literario empleado es llamado «aplazamiento» y también se encuentra dentro de Las mil y una noches, al igual que en otro ciclo de cuentos que tuvo vida independiente: el Sendebar (Simbad y los siete visires), en el que siete visires cuentan cada uno una historia para aplazar la ejecución de un príncipe y dar lugar a que pueda defenderse. También existen otras estructuras de cañamazo para encuadrar los cuentos: de rescate (cuentos relatados para salvar a alguien de manos de un raptor que solo dará libertad al prisionero si le gustan los cuentos) o de entretenimiento (cuentos especialmente inventados para distraer a un rey o poderoso aburrido).

Sherezade no solo relata cuentos indios y persas, sino también árabes, como leyendas de la conquista musulmana: La Ciudad de Cobre, misteriosa población de al-Andalus. Es interesante señalar que la fantasía desplegada en Las mil y una noches es poco frecuente en la literatura árabe culta.

El estilo literario de Las mil y una noches es descuidado como obra popular y colectiva, por lo que ha sido menospreciada por la crítica árabe, enamorada de la prosa artística culta. Además de haber conservado una multitud de cuentos del patrimonio universal de la literatura, su valor nos presenta, de una forma sintética, lo que fue la civilización árabe medieval. Porque aunque muchos de los personajes y argumentos pertenezcan a otras literaturas, todos hablan como árabes y viven en un ambiente árabe, ya sea en las tiendas de los comerciantes o en abigarrados zocos como los palacios de Bagdad.

Cuentos —expurgados— para niños, cuentos eróticos, cuentos de fantasía, casi de ficción científica, cuentos morales, relatos con suspenso… Todo lo que el lector quisiera encontrar en una sola obra, con la única condición de leerla como fue contada: en mil y una noches, y jamás de un tirón.

*Expresión propia de una lengua aunque gramaticalmente sea anómalo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s