La Narrativa Femenina

La mujer siempre ha sido un ejemplo de superación, coraje y fortaleza a lo largo de la historia, pese a que la opresión del hombre intentó limitar sus funciones aislándola del mundo académico tildando de inmoral todo intento de sublevación y acercamiento al conocimiento. Aunque hay escritoras presentes en la época de la Colonia – donde destaca Sor Juana Inés de la Cruz- y novelistas en el siglo XIX- Gertrudis Gómez de Avellaneda y Clorinda Matto de Turner-; fue a partir del Modernismo donde se formaliza una literatura femenina hispanoamericana.

teresa de la parra portada

Teresa de la Parra

Uno de los casos más emblemáticos de la literatura hispanoamericana- y que paradójicamente no es tomada en cuenta- es el de Teresa de la Parra (Venezuela,1891-1936) , quien fue la pionera en reconstruir proustianamente *el ambiente nostálgico y el recuerdo afectivo en el contexto americano. La venezolana, proveniente de la alta sociedad y habitante del París art-déco**, noveliza una vida de “acuario” de las mujeres de su círculo social (Diario de una señorita que escribió porque se fastidiaba. 1924); asimismo, se encarga de una reconstrucción sutil infantil en las afueras de Caracas (Las Memorias de mamá Blanca. 1929).

Bombal-5

María Luisa Bombal.

Las escritoras chilenas, por su parte, han estado opacadas por los excesivos reflectores que siempre tendrá la añorada y recordada Gabriela Mistral, pero ese detalle no le quita relevancia a la majestuosidad de otras plumas. Es, posiblemente, María Luisa Bombal la primera sudamericana en adquirir notoriedad como novelista. Su estilo mantiene un singular onirismo muy similar al que practica, profesa y promueve Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares con su literatura fantástica durante los años 40. En el mismo nivel, por su praxis de lo fantástico, encontramos a Silvina Ocampo (Argentina, 1905), poetisa de dicción neoclásica  quien escribió dos importantes antologías con su esposo Bioy Casares y Borges Acevedo. Lastimosamente, Silvina no ha tenido la fama que merece por la calidad de su obra; mas ese título sí lo consiguió su hermana, Victoria Ocampo.

Silvina Ocampo 001

Silvina Ocampo

Victoria Ocampo (1893 – 1979) tuvo un gran primer paso en la literatura, ya que su opera prima tuvo como autor del epílogo a José Ortega y Gasset. Ocampo creció en una familia rica y tradicional, aprendiendo inglés y francés a la perfección, llegando al punto en que su opera prima fue traducida al español del francés. La importancia de Victoria Ocampo en la literatura es vital, ya que fue ella quien luchó para liberarse y asumir con entereza su condición de individuo. Esta lucha abrió las puertas para las mujeres argentinas en la literatura. Asimismo, su obra no solo se limitó a una voz de protesta, sino también a una elegante prosa con una increíble vivacidad. Muchos la catalogan como la mejor prosa desde Gabriela Mistral.

Actualidad_132749368_6919604_1706x1706

Victoria Ocampo y Stravinsky

Este es solo un minúsculo recorrido por las plumas más importantes, pero olvidadas en la lengua española. ¿Agregarías a alguna más?

maxresdefault-1200x672


* Relativo a lo "proustiano". Asombrosa capacidad para recordar olores o experiencias vividas.
** Movimiento entre el año 20 y 49 que revolucionó las artes decorativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s