Una nueva visión de la conquista

el

Queridos bibliotecarios, luego de una larga ausencia retornamos a las andadas, en esta ocasión he querido traer a su conocimiento una obra, que a mi parecer es fundamental en la biblioteca de todo peruano, es más el diario La República en una edición titulada “Los 50 libros que todo peruano debe leer” lo ubica entre los 5 primeros. La obra en cuestión es “La guerra de los Wiracochas” del historiador peruano Juan José Vega; pero, en qué radica lo sorprendente de esta obra, a mi parecer es la ruptura de los clisés de nuestra niñez que destruye, sobre todo en cuanto a los Incas, ya que la mayoría de las figuras icónicas que manejamos de nuestros antepasados, están prefiguradas a seres primitivos, desvalidos e inermes frente a la pujante invasión europea; otro de los aspectos que explora Juan José Vega y hace gran hincapié, es en la forma de hacer la guerra de los europeos y el enorme abismo en técnica y táctica, es más , se asevera que entre españoles e incaicos existe una diferencia de 300 años de tecnología militar, además hace un aseveración muy interesante, pues según Vega, el arma más importante que trajeron los españoles, no fue el arcabuz, ni el cañón, ni el caballo, ni las armas de acero, el arma más letal que trajeron los invasores fue la mentira, pues lo primero que hicieron los extranjeros fue aliarse con ambos bandos la guerra de los viracochasen disputa, recordará querido lector que la llegada de los españoles coincidió lamentablemente con el desarrollo de una sangrienta guerra civil entre Atao Huallpa y Huascar hermanos de padre pero de origen materno diferente . Si recordamos, los incas solo guerreaban de día, pues la guerra era una especie de tributo a su dios Inti, mientras que la táctica más usada por los conquistadores fue caer de noche a los poblados y atacar a la población que dormía, aun cuando solo sean mujeres, niños y ancianos. Otro de los aspectos que resalta Juan José Vega en su obra, es la presencia de indios caribes en nuestro territorio, es decir, nos vendieron una idea en la que un puñado de soldados famélicos de tesoros, conquistaron un imperio inmenso y con un ejército de miles, lo cual es absolutamente incorrecto, pues el centenar de españoles se escudaba en un muro de miles de indios caribes que servían de barrera humana para que los arcabuces y los cañones pudieran diezmar al ejército inca.
Quien desee introducirse en estas monumentales páginas, se encontrará con personajes cuasi ficcionales, generales incas sedientos de sangre y cada cual más sangriento que el otro, traductores absolutamente serviles y despreciables, invasores ávidos y traicioneros, herederos incas con armadura y montura, escuadras de arcabuceros incas, crónicas sin censura y sobre todo mucha historia que debe rescatarse. Atrévase a introducirse a estas páginas y descubra una nueva visión de nuestra historia antigua.

Renzo Navarrete

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s