Jugadas Electorales

En la presente coyuntura electoral, se vive y se respira aun la competencia para llegar al poder. El próximo 5 de junio, el país tiene la responsabilidad de elegir a nuestro próximo presidente de la República para el siguiente quinquenio, entre Keiko Sofía Fujimori Higushi, del partido ‘Fuerza Popular’ y Pedro Pablo Kuczynski Godard, de ‘Peruanos Por el Kambio’; elegidos con un 39.88% y 21.98% de votos válidos – según resultados oficiales de la ONPE- respectivamente. Ambos partidos representan la derecha con la promesa de seguir el modelo económico actual.
Sin embargo a ambos le queda menos de dos meses de campaña y conseguir, además el apoyo de los partidos de la oposición. Entre ellas, el partido de la izquierda, Frente Amplio, encabezado por Verónika Mendoza, según resultados ONPE obtuvo el 18.85% de votos válidos, ocupando el tercer lugar en la primera vuelta y ser el partido de la oposición con mayor bancada en el Congreso con 20 curules, frente a los 73 del partido naranja.
Ahora se discute qué conviene hacer a ambos contrincantes frente a esta segunda vuelta. ¿Qué partido debe apoyar a quién? o ¿Quién debería mantenerse al margen? Si queremos poner mejor la cosa, ¿qué debería diferenciar un candidato del otro?
Keiko Fujimori, tiene en su deber reforzar su comunicación en zonas del país con menor porcentaje de voto. PPK, tiene la tarea aún más difícil al enfrentarse a un rival similar en temas económico como es la continuidad del modelo económico, pero ¿qué debería lograr PPK, para obtener el voto mayoritario? En primera instancia deberá mostrarse como el candidato antifujimorista creíble, y hacer una fuerte comunicación con el grupo que representa el antivoto a Keiko, hablar sobre la importancia de la democracia y el riesgo de ser elegida Fujimori como presidenta. En pocas palabras desacreditarla, que no tardará en hacerlo. Tarea nada fácil ya que en la segunda vuelta en las elecciones presidenciales del 2011, en la que quedó en tercer lugar, apoyó la candidatura de su actual contrincante.
Por otro lado, si su intención es captar el voto de la izquierda, deberá proyectar un discurso más cercano esta ideología. Aunque en la campaña de esta primera vuelta tuvo comentarios ofensivos hacia Verónika, criticando su poca experiencia en política con la frase, “no ha hecho nada en su perra vida” y calificando alguna de sus propuestas como “chavistas”.
El partido fujimorista representa la mayoría en el congreso, aun así necesitará más votos de los que consiguió para ocupar el sillón presidencial, es evidente que no obtendrá ningún apoyo de la izquierda debido a las diferencias marcadas por ambas lideresas. Por su parte PPK tiene el siguiente dilema: por un lado llegar un consenso con Frente Amplio, principalmente en temas económicos. No obstante, según declaraciones de Mendoza, tampoco apoyará a este candidato manteniéndose así como el partido opositor.
En un imaginario escenario, si llegara a pactar con la izquierda, ésta querrá que PPK se perfile como un real opositor de del fujimorismo en el Congreso. Algo que difícilmente sucederá, pues enemistarse con el partido fujimorista, no le convendría en lo absoluto, ya que sería casi imposible gobernar con este último partido en contra. Por eso, no le conviene ni alejarse mucho del fujimorismo ni acercarse mucho a los zurdos. Finalmente, ¿cuál será el camino que tome cada partido para llegar al poder?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s