Negocios de hoy: Networking o Estafa Piramidal (Parte II)

Las Redes de Mercadeo o Social Networking se muestran como una novedosa alternativa de inversión para los jóvenes ansiosos de construir un exitoso camino en sus senderos. En nuestra publicación anterior, Negocios de hoy:Networking o estafa piramidal (Parte I), mostramos algunas características para identificar un negocio piramidal y las grandes similitudes que estas guardan con la forma de trabajo de “CLAE” de Carlos Manrique. Lo paradójico del asunto es que a pesar de que los peruanos ya tenemos conocimiento de lo que es ser estafados por una empresa “tipo pirámide”, 23 años después, vuelve  a cobrar una gigantesca popularidad los disque negocios que no son más que un “remix” de Securities Exchange Company del timador Carlo Ponzi. Por esta razón, vamos a ir más a fondo en los orígenes de las empresas piramidales.

  • Carlo Ponzi

Así es amigo pulpín, tú que cambiaste tu estampita de Santa Rosa de Lima por la de Bill Farley, Kirby Cochran o Álvaro Zúñiga, déjame decirte que te equivocaste de santo. Fue Carlo Ponzi el pionero de la estafa piramidal, upps  las redes de mercadeo 😉 con su pequeño negocio llamado “Securities Exchange Company” en español o, mejor dicho, “idioma juvenil”: Zrii, Herbalife, Fuxion, fue un negociante y/o experto tan profesional que hasta el día de hoy se desconoce su verdadero perfil. Algunas biografías lo sitúan como un ambicioso joven italiano de grandes expectativas en el mundo de los negocios con una gran habilidad para manipular a las personas (recuerda en qué reunión te quisieron manipular); otras, lo describen como un ladronzuelo con muchas cualidades que estuvo en el momento “correcto”, copió las ideas “correctas” y reventó la burbuja en el momento “correcto”.

 

  • Securities Exchange Company

Carlo Ponzi prometía ganancias del 50% en los primeros 45 días, sobre los futuros inversionistas  y el 100% en los próximos 90 días (más rentable que el 30% de Zrii). ¿Con qué excusa se buscaba generar ganancias? Aparentemente, el inversionista compraba cupones postales descontinuados de  países como Italia, Irlanda o Inglaterra – donde había una gran colonia de migrantes- para ser vendidas en Estados Unidos en su precio normal como una forma de arbitraje; donde el precio iba de acorde a los vaivenes de la bolsa de valores.

 

  • William F. Miller

Bien es sabido que no existe el crimen perfecto, y para Ponzi no sería la excepción. El rumor de un negocio súper efectivo y seguro rondaba por gran parte de Estados Unidos, hasta que llegó a oídos de los instruidos por William Miller que, al sentir que usurpaban su idea, no tuvieron reparos en usar gran parte de los medios a su disposición de Brooklyn para desprestigiar la limpísima (estafador) imagen de Carlo Ponzi que era considerado un caballero en el rubro empresarial. Es por esta razón, que muchas personas consideran que el verdadero creador de la estafa piramidal inició con Miller y no con Ponzi, pero esta polémica a nosotros no nos preocupa…

 

  • Clarence Barron

Una vez puesta en tela de juicio las artimañas de Ponzi en la construcción de su fortuna, los medios de comunicación a nivel nacional se dedicaron a estudiar minuciosamente el éxito de “Securities Exchange Company”. Por encargo de Broston Post, Barron fue quien hizo un amplio informe de las posibles carencias que tendría Ponzi para poder mantener en pie su negocio lo que abrió nuevamente la brecha de cuánto tiempo más duraría el exitoso modelo de “piramidal” (sí, amigo, exitoso).

 

  • Fin de “Securities Exchange Company”

Barron descubrió que el sistema era bastante rentable; sin embargo, al dedicarse a la compra y venta de productos (cupones postales), necesitaba aproximadamente 160 mil cupones para poder abastecer a toda su red, bastante tedioso y complicado. Por esta razón el no pago lo que debía para que la burbuja no reventara, ya que a él no le perjudicaba en absolutamente nada, pero a los demás, en especial a la gran mayoría que había reinvertido era bastante perjudicial para sus bolsillos lo que te determinaría la caída de sus sistema piramidal y la nueva denominación de “estafa piramidal”.

Felices conclusiones

Queridos bibliotecarios, no importa el tipo de negoción en el que estás involucrado; no importa si te dedicas a la venta de productos para bajar de peso, mejorar la salud o cafés; el estar involucrado en un red de mercadeo tiene grandes consecuencias que debes estar dispuesto a afrontar. No importa el respaldo financiero internacional que tengan, si la burbuja estalla ya no hay nada más que hacer, perdiste toda tu inversión.

 

Recomendación Final

Querido bibliotecario, tú que estás leyendo esta publicación, no te dejes engañar, no existe el camino del dinero fácil honrado. El trabajo duro y la constancia son los ingredientes necesarios. Borra de tu cabeza que  puedes conseguir mucho dinero sin trabajo duro, sin horarios y estando echado en tu cama. No hay que caer en el juego mediocre y simplista que nos proponen, si quieres más información no dudes en continuar a nuestras publicaciones.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s