Negocios de hoy: Networking o estafa piramidal (Parte I)

Estoy empezando a pensar que ser el mayor (cronológicamente hablando) de un grupo talentoso de jóvenes tiene sus pro y sus contras, claro, depende de la óptica de qué consideres pro y qué consideres contra. En este caso ambos son equivalentes pues cada encargo es un reto, aunque estoy empezando a sospechar que mi edad juega un papel preponderante en el encargo de recuerdos y semblanzas; bueno, hecha esta catarsis introductoria (que no es queja) entramos en este tema tan importante. En el desarrollo dela  salud económica de un país, los emprendimientos económicos que mezclan los productos tradicionales con las plataformas tecnológicas son importantes y deben,  ser fortalecidos mediante políticas de protección arancelaria.

Sin embargo, este rubro se ha visto asaltado por una nueva y preocupante modalidad de negocio, que tiene mayor similitud con la tan famosa pirámide que con un emprendimiento formal; para poner en claro estos puntos utilizaremos distintas ópticas para aclarar qué es una pirámide y como funciona este sistema de promesa-estafa.

En primer lugar, entiéndase que un esquema piramidal es un sistema en el que unos pocos se benefician con otros muchos, es decir los “primeros  inversionistas” se benefician con la captación (hubiera querido usar embaucación, pero el otro término es más técnico) de otros “nuevos inversionistas” con promesas de redituarles lo invertido con creces, lo que logran ciertamente los “primeros inversionistas”, tal vez, parezca hasta paradisíaco este panorama, grandes ganancias sin aparente riesgo, pero lo cierto es que el sistema tiene una falla de origen muy grande, la cual es que mientras más pase el tiempo mayores son los intereses a pagar a los “primeros inversionistas”, que se necesitan cada vez más “nuevos inversionistas”, lo que a la larga hace que este sistema colapse, un ejemplo ingratamente recordado en nuestra nación es el caso del Centro Latinoamericano de Asesoría Empresarial, CLAE fundado por el inefable Carlos Manrique Carreño, del cual hablaremos en la segunda parte de este artículo.

Investigando un poco, halle en: http://www.invertirenbolsa.info las características para reconocer los esquemas piramidales, que a continuación comparto con ustedes:

Absolutamente siempre hay gente que cobra lo prometido. Este punto es muy importante porque mucha gente cree que la prueba de no estar ante una estafa es que conocen a alguien que ha cobrado. Si nadie cobrase los estafadores se llevarían poco dinero, sólo el de los primeros que entrasen al sistema. La mejor forma de agrandar la burbuja es pagar lo prometido a los primeros, que se encargarán de contarle a todos sus conocidos la forma tan fácil que han encontrado de ganar grandes cantidades de dinero sin hacer nada.

  1. Ofrecen una rentabilidades altísimas, que suponen un gran atractivo a la gente. Si el banco paga un 5% por sus depósitos poca gente le va a dar el dinero a un desconocido para ganar un 6%, ya que el riesgo no merece la pena. Pero si lo que se ofrece es un 30% mucha gente empieza a echar cuentas de lo que podría ganar sin ningún esfuerzo y cae en la trampa.
  2. Ofrecen rentabilidades seguras: Las rentabilidades altas se pueden conseguir operando en el mercado de divisas, acciones, petróleo, etc. pero nunca se pueden garantizar. Hay inversores o traders muy buenos que pueden ganar un 20%-30%, incluso más, al año, pero ninguno le garantizará que lo va a hacer.
  3. Ofrecen un porcentaje del dinero que metan en el sistema aquellos conocidos o amigos a los que consigan convencer las personas que ya están dentro del sistema.
  4. Todo funciona “normalmente” (tal y como se había prometido) hasta el día que los creadores de la burbuja desaparecen y el sistema deja de funcionar por completo. Estos sistemas no se deterioran poco a poco ni dan tiempo de salir mostrando señales de que algo empieza a ir mal. En el momento en el que algún integrante de la burbuja deja de recibir el primer pago los creadores del sistema ya han desaparecido y nadie más volverá a cobrar ninguna cantidad. El sistema ha estallado y ya no hay ninguna posibilidad de recuperar el dinero.

Como pueden ver, el sistema se presenta como idílico, ese debe ser nuestro primer factor de sospecha, este sistema viene presentándose actualmente con diferentes modificaciones que en el contexto de las  networking y la globalización son aprovechadas por estos inescrupulosos “empresarios”, siendo actualmente los jóvenes, el grupo de mayor riesgo ya que las redes sociales favorecen este tipo de prácticas. Las cuales veremos con mayor detalle en la siguiente entrega.

Por: Renzo Navarrete Mier y Terán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s