Sofá

Entre amores rojos, nuestras almas se expusieron,

Con labios carmesí y una tetera silbando,

Con un piano y una armonía de voces,

Que dan una flébil sinfonía al momento,

Arraigado en este, tu poema.

Entres sombras, te encontré,

Esas adheridas al alma,

Que solo se desnudan a oscuras,

Con una boca encendida, y,

Mi alma perdida

Cargabas dos monstros a tus espaldas,

Ya, el tiempo, te puso uno más,

Esos patanes que torturan mi noche,

Que le dan certificado a tu experiencia,

Que beben de tu sangre, rosas y tierra,

Tierra que sofoca, y,

Rosas que embriagan.

José Carlos Camelu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s