Preludio de un triste final

Toda historia debe tener un comienzo… Un comienzo que con palabras se digan los sentimientos y, así como te tengo en frente, sorprendida, soñolienta,desconsolada y taciturna, te digo que he olvidado aquel mal hábito de llenar la soledad con tu compañía y, también, he aprendido a, al fin, reemplazarla con tu presencia, escalonada y a veces furtiva, aunque aún lleno de amores que se desvanecen.

Creo decirte lo importante que eres ahora, lo que representas y eres capaz de representar en tan solo una noche, en tan solo un encuentro, en tan solo una risa… porque como la luna siempre pendiente del sol, yo encuentro en ti ese misterio que con tus labios dejas al beber; y al hacerlo, yo me pregunto ¿de dónde tantos “peros” me avalanchan para detenerme? Y con una palabra, quizás con un gesto, intento hacerte pensar de que es posible ganarle a la noche; a la noche, con un beso.

De: Franco Huari González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s