La Sigo Extrañando

Hace un buen tiempo comprendí que nunca llegas a olvidar a una persona en su totalidad, solamente la tienes en un lugar de tu mente en el que intentas pensar que no existe, para que los recuerdos no duelan; para que las alegrías de lo pasado no nublen el presente; para que lo sufrido no siga desgarrando el corazón.

Nunca entendí cuándo fue el punto de quiebre entre la realidad que vivía y la mentira que quería vivir. Yo sabía que mi anterior relación no era sana, pero no comprendía por qué estaba encaprichado en hacerme creer que ella era la mujer de mi vida cuando todo mi entorno, que me conocía a la perfección y me quería, también eran conscientes que éramos tan horriblemente diferentes… Siempre he sido una persona  hermética, cerrada en su propio mundo y muy hermosamente auténtico, único. Tengo momentos donde soy el hombre más alegre de la tierra y, otros, en los que soy un misántropo por excelencia.  Ella era tan diferente, tan rara, tan absurda, tan odiosa y antipática, tan asquerosamente imperfecta, tan ignorante, tan… Es normal que si continuo dejaré que mi frustración escriba y no mi corazón.

Casi siempre, ella me hacía quedar mal, no le importaba que yo pusiera el pecho para recibir las balas de cañón húngaro: me destruía, pero yo siempre permanecía de pie, dispuesto a seguir recibiendo las balas por ella. Estaba dispuesto a aceptar todo tipo de reproche con tal de que los demás no le vean sus temibles defectos. En una ocasión, fuimos víctimas de un asalto, yo, como todo un galán de los años 20, me puse delante de ella y frustré un asalto que pudo ser muy traumático. Cuando giré para ver cómo se encontraba ella, me di con la sorpresa que ella había huido, me había dejado al acecho de los asaltantes: no pidió ayuda, no llamó a la policía ni me obligó a correr, ella se largó. Esta historia podría ser vista de diversos puntos de vista, pero para mí, y viéndolo desde una perspectiva calmada (?) puedo decir que la vida se encarga de darte señales para hacer lo correcto o para al menos no hacer lo incorrecto, ya depende de cada persona si hace caso omiso o actúa.

Retomando el tema, me encuentro echado mirando el techo de mí cuarto y sigo pensando en ella, porque no siempre fueron malos momentos: viajes, regalos, detalles, cariños, besos, etc.  Pero no me siento mal por los buenos momentos, sino porque el ser humano tiene un chip incorporado que dice: “SUFRE”. Tenemos una tendencia a recordar lo más doloroso y querer eso que nos hace daño. Yo sabía que ella no era lo mejor para mí, pero por qué si tenía conocimiento de eso aun así la quería a mi lado; es más, el mismo tiempo se encargó de explicarme que mi caso no era el único, ya que muchas de las personas a mi alrededor estaban dispuestas a retomar una relación alicaída por miedo a sentirse solos o de repente intentar una relación con alguien que les hizo mucho daño, porque sencillamente amor es aceptar los defectos, ¡Ah!  Y porque perdonar es divino (?)

Yo la sigo extrañando, obviamente, pero ya no la extraño como para querer regresar con ella. No voy a negar que quisiera tenerla frente a frente para poderle decir que la disculpo por todo el daño que me hizo y que me disculpe por todo el daño que le hice y que nunca se enteró.

La sigo extrañando, pero menos que ayer y más que mañana, porque todo en esta vida pasa, y no existe mejor medicina que el tiempo y en mi caso, la soledad. Me encantaría tenerla  frente a frente para decirle que realmente la amé y me costó mucho trabajo olvidarla, porque nunca estuvo en mis planes hacerlo.

La sigo extrañado, pero me doy cuenta que con cada palabra que escribo voy olvidando todas las promesas que en algún momento nos dijimos. Me encantaría tenerla frente a frente para decirle que nunca encontrará a alguien como yo (seguramente su intención es esa), porque siempre estuve dispuesto a  amarla, en primer lugar,  segundo amarla y en tercer lugar.

La sigo extrañando, pero en este momento camino por los lugares donde solíamos caminar agarrados de la mano y donde nunca faltaba un beso en la frente ni un te amo y en realidad siento como si nunca hubiera vivido nada con ella. Me encantaría tenerla  frente a frente para decirle que soy el mejor de mi clase y posiblemente me voy al extranjero, porque… En realidad no tengo nada más qué decirle.

La sigo extrañando, pero estaré eternamente agradecido por su compañía y por todo lo vivido, también tengo que agradecer el daño que me hizo, ya que sin eso jamás me hubiera dado cuenta que vivía una mentira, y esta vez no voy a poner el símbolo de sarcasmo (?) porque lo digo en serio. Me gustaría tenerla frente a frente para decirle… Ya olvidé qué quería decirle.

La sigo extrañando, pero es parte de mi pasado, un pasado que me dio mucho y  me quitó poco, porque siempre sobrevaloramos miserias y no nos acostumbramos a grandes cosas. Me gustaría tenerla frente a frente para decirle que aunque tuvimos grandes momentos juntos, no le daría el privilegio de volverla a amar.

La sigo extrañando, pero no porque estoy sufriendo, sino porque después de mucho tiempo escuché “Make it with you” una canción de Bread que una vez la puse con mi celular y le dije tiernamente: “¿Bailamos?”. Me entró una nostalgia bonita, pero nada del otro mundo, como lo mencioné párrafos atrás, todo pasa. Me gustaría tenerla frente a frente para decirle: “Hola”.

La sigo extrañando, pero ya no hay sentimientos de por medio. Me gustaría tenerla frente a frente para decirle: “Adiós”.

La sigo extrañando, es lo que diría hace meses atrás. Me gustaría tenerla frente a frente para decirle: “Ya te olvidé”.

“Te sigo extrañando, pero mañana ya no lo haré. Me gustaría tenerla frente a frente para decirle que  he vuelto a ser feliz”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s